1 de mayo de 2017

RESTAURANTE HONDARTZAPE (GORLIZ): Caro versus costoso.

Hoy tenía yo ganas de darme un “capricho”, de cenar en un sitio bonito y de cenar suave pero rico. Mi compi iba un poco “engañada” pues pensaba que la cosa iba hoy de pollo asado. Creo que al final no se ha llevado demasiado disgusto precisamente.


Así que aprovechando el estupendo día que nos ha hecho, nos acercamos hasta Plentzia y hacemos un buen recorrido por su precioso paseo junto a la ría. Cruzamos incluso la “frontera” que separa a esta localidad de su vecina, Gorliz y nos tomamos un cafecito.
Llegada una buena hora para cenar, cogemos el coche para llegar al Hondartzape. Conocíamos el restaurante de hace dos años. Buenos recuerdos de una estupenda cena.


Es de noche pero incluso así, desde los amplios ventanales el mar o la mar se insinúa. Precioso paraje, maravilloso entorno. Un lujo poder estar aquí.
Se nos acerca la propietaria, amabilidad por los cuatro costados y nos cuenta un poco lo que hoy tienen a disposición. Unas maravillosas almejas. Tamaño XXL, más o menos de las de dos docenas el kilo. Aquí se prepara casi todo a la brasa, al momento, a la vista del comensal, sin prisas. Pues están simplemente de muerte. Toque exacto para disfrutar de su sabor plenamente.


El título de hoy quiere decir muchas cosas, estoy un tanto “aburrido” de “pelear” con gente que está siempre diciendo lo caro que es comer aquí o allí. Caro es aquello en lo que te sientes engañado. Aquello en lo que lo que pagas y la calidad no van precisamente parejas. Costoso, por el contrario es lo que supone un desembolso importante pero que es compensado por la “recompensa” obtenida. Estas almejas lo son, son costosas. Quizás para algunos no pero para la mayoría de los mortales lo son. Eso sí, de vez en cuando merece la pena disfrutar de semejantes manjares. Hoy lo hemos hecho.


Después nos comemos un par de txipirones a la brasa cada uno. La imagen vale más que mil palabras. Creo que incluso mejora el plato anterior. Perfectamente limpios, perfectamente tratados. Sabor de los que te hacen cerrar los ojos para gozar. Arantza suele ser de las que comparte su comida para no llenarse demasiado. En una declaración de buenas intenciones me he ofrecido a ayudarla….. pues con las ganas me he quedado. Hasta con ojos amenazantes me ha mirado….


Como plato principal nos hemos metido un rey. Pez que gusta de vivir en profundidades importantes, al parecer sobre unos cuatrocientos metros. Se alimenta de cosas ricas lo que se traduce en su maravilloso sabor. Carne suelta, gustosa. Esas brasas lo han tratado de maravilla. La salsa que lo acompaña está de rechupete y además sin sabores extraños que pierdan el respeto a semejante pescado.



Para beber era importante elegir algo a la altura de la comida y de entre sus propuestas nos hemos decantado por un estupendo cava. Concretamente un
Recaredo Terrers brut nature gran reserva 2010. Variedades Xarel-lo, Macabeo y Parellada. Un cava tratado naturalmente. Sin uso de herbicidas ni pesticidas. Crianza de cinco años con tapón de corcho natural. El degüelle se realiza sin congelar, manualmente. Fina burbuja, seco, con mucho cuerpo. Potente. Nariz de cosas ricas, de bollerías, de manzanas asadas. Lo definiría como un cava “potente”, graso. La burbuja integrada, intenso. Acidez muy marcada. Desde luego que puede con todo lo que le eches. Uno de mis favoritos, sin duda alguna. 


Como siempre, la que no tenía sitio para más, al llegar la hora de los postres, increíblemente, hace un hueco. Y al escuchar lo de tostada de pan….. no puede evitarlo. Hoy no ha tenido demasiada suerte con lo que el que ha salido ganando he sido yo. Tostada un tanto diferente que llevaba un poco de crema y esa “costra” dulzona que no es demasiado de su agrado pero sí del mío. Creo que estaba muy rica.


Cafecito e infusión dan por terminada una cena de lujo. El total abonado hoy han sido 176 euros. Repito, de caro nada, costoso sí, al menos para mí sí. 

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por ee disfrute. Ese pescado me encanta ;-) El precio me parece muy correcto por una excelente cena. Ese Recaredo esta buenisimo !!! A seguir disfrutando
    Un abrazo
    El amigo anónimo del otro lado de los Pirineos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da gusto que alguien me entienda. Lo de los precios me tiene...........
      Pues sí que está rico el cava. Seguiremos disfrutando mientras el cuerpo y la cartera aguanten. Un abrazo caballero.

      Eliminar
  2. Has cenado como un Rey, o más bien te has cenado al Rey. Jejeje... :-)
    En pocas ocasiones lo he probado, pero sí, tiene un sabor exquisito. En esto de los peces, los de "aquí abajo" os tenemos mucha envidia a los del Norte, tanto por la oferta, como por la sencilla pero respetuosa manera de cocinarlos.
    Además lo has acompañado con Recaredo, mi productor de cava de referencia.
    Caro, caro es el fútbol. :-)
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que las posibilidades de comer buenos peces por aquí son muy grandes. Es un producto donde la calidad marca y mucho el resultado final. El arte de prepararlos es precisamente no "prepararlos" demasiado. Buen cava, muy rico, pero que mucho. El futbol para mi es baratísimo, no voy nunca. :-) Un saludote

      Eliminar