3 de abril de 2016

RESTAURANTE LA ERA (EXCOETA-ESCOTA): Por una sonrisa... un beso.

Me voy a permitir el lujo de copiar literalmente la primera parte del comentario hecho por mi amigo Josean en Verema de este local. Yo no voy a ser capaz de describirlo mejor y así me ahorro pensar. Espero no recibir alguna denuncia por usurpación de derechos. J




“Encantador restaurante ubicado en la planta baja de una casa de labranza rehabilitada de la localidad de Escota, pequeña aldea perdida en la bella comarca alavesa de los Valles Occidentales. El local es muy frecuentado por cazadores, montañeros, seteros y excursionistas, así como por cualquiera que aprecie la cocina casera, contundente y sin contemplaciones. Los fines de semana es imprescindible reservar. Nada más acceder al restaurante nos encontramos con una acogedora sala en la que se ubica la barra de la taberna, que dispone de mesas, por si queremos comer en plan informal (cuentan con pinchos y raciones), y una chimenea baja de leña. La decoración es de tipo rústico pero sin caer en el tipismo trasnochado, con tonos crema y tierra en sus paredes y elementos decorativos que hacen que el local sea muy atractivo. Para comidas a la carta disponen de un pequeño comedor en su sala adyacente.” Gracias Josean por los servicios prestados.


Dicho esto comentar que el comedor es agradable y que incluso siendo tres personas en vez de dos como había sido la reserva, la mesa nos permite comer con comodidad más que suficiente.


Nos sacan las cartas. La de vinos muy original. Es corta pero suficiente para mi. Al ver que tienen el txakoli Uno y a un precio ajustadísimo, le comento a la camarera si tendría alguna que no fuese de este año. Ella me dice que no. Servido frío, le dejo que atempere y cuando va cogiendo temperatura yo pienso que esto está demasiado rico. Que no hay tanta presencia de fruta fresca y le pido a nuestra joven compañera de hoy que me diga el año. Sin gafas uno ya no es nadie. Pues resulta que es un 2013. Ya decía yo que no era muy normal. Pues me alegro de que “no dispongan” de añadas anteriores. J


Nos gusta compartir y así poder probar más platos así que siendo hoy tres y no conociendo los gustos de la sobri de Marijo, prefiero que sean ellas las que decidan la comanda.
De aperitivo nos ofrecen unos vasitos de crema de calabacín que ayuda a calentar un poco los cuerpos. Hoy calor, lo que se dice calor no hace.


Comenzamos con unas alcachofas con hongos y foie. Extraordinaria la calidad del producto. Suaves, sabrosas. Con una salsa cojonuda. Muy buen plato, diría yo que el mejor de la comida.


Seguimos con unas tostas de pimientos rojos de cristal. Muy ricos los susodichos. Es un producto de los que más me marcan entre los de calidad y los “del montón”.


Ya que nuestra alicantina amiga es una enamorada de las gambas, no podemos dejar de probarlas. Bien pasadas por la plancha, diría yo que incluso un poco demasiado. De tamaño medio y con ese sabor que invita a chupar cabezas olvidándonos totalmente de los consejos del médico de cabecera.


Lengua de ternera que esperaba yo más clásica. Una pena pues aún estando rica, tenía yo ganas de recordar las que hacía  mi amatxu. Suave y bien preparada sí que estaba, la verdad.


Brocheta de entrecot de potro. Potros criados en los alrededores. Está tierna pero le falta sabor. Quizás acostumbrado a esas “vacas viejas” es mucho pedir que esto tenga esa contundencia. Original presentación del plato. Como aún tenemos un poco de sitio, Marijo andaba con ganas de probar otra brocheta, en esta ocasión de rape con langostinos. Pues al lío. De nuevo presentada en “vertical”, acompañada de una rica patata que no tengo duda alguna que es alavesa. 


Nuestra  compi engaña. Está muy “finita” pero veo que capacidad tiene y desde luego resulta ser un poco “chocolatera”, así que para compartir nos pedimos dos postres. Un volcán y un brownie de chocolate, ambos a un correcto nivel.


Tres cafés y un txupito de PX.
Decir que es un local muy agradable, que la comida está rica y que incluso algunos platos son notables. Siempre he dicho que el servicio marca mucho una experiencia gastronómica. Hoy la camarera quizás no tenía su mejor día. Una pena esa sonrisa perdida.
La cuenta total ha sido de 145 euros. Que hacen 48 por persona. RCP correcta. El txakoli a 9 euros que es un precio ajustadísimo.

Página web: www.tabernalaera.com

17 comentarios:

  1. Pasar un día en el monte y venir luego aquí a comer hace que todo esté mas rico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso siempre. Esas tortillas o carne albardada con pimientos cuando va uno de paseo.... Aunque yo andar... cada día menos.

      Eliminar
  2. Como no cuelgas por Verema desde hace casi un mes, he venido a ver si seguías cuidándote como es debido y veo que si y muy bien. A seguir disfrutando asi... Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de "anónimo" y con tan pocas "referencias" me hacen dudar sobre la procedencia de este comentario. Alguna pistilla????

      Eliminar
    2. Allons enfants de la patrie, les jours de gloire sont arrivés... jajajaja

      Eliminar
    3. Ahi va una : Llevo a menudo sombrero y soy del país vecino, Quien soy ?

      Un abrazo

      Eliminar
    4. Ahi va una : Llevo sombrero a menudo y soy del país vecino. A que ya sabes quien soy, jajajaja Un abrazo

      Eliminar
    5. Es el quinto o sexto intento, ahi va una : Llevo a menudo sombrero y vivo en el pais vecino. Quien soy ? jajaja Un abrazo

      Eliminar
  3. No creo que el bueno de Josean te cobre derechos... :-) A quién por cierto me encontré hace bien poco en la otra punta de España.
    A estas horas sin cenar todavía y leyendo este post parece que tenga un gato en el estomago.
    Una curiosidad ¿qué cubre a los pimientos de cristal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buena gente, la verdad. En todo caso ya le pagaré algún txakoli para que se quede contento. :-)
      Mira que me has "pillao", no recuerdo lo que llevan los pimientos por encima. Si es que soy un desastre. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ahi va una : Allons enfants de la patrie, le jour de gloire est arrivé !... Aux armes citoyens... Jajaja, me has reconocido ?

    ResponderEliminar
  5. Ahi va una : Allons enfants de la patrie, le jour de gloire est arrivé !...etc,etc... A que me has reconocido, jajaja. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ahi va una y gorda : Voy a menudo con sombrero y vivo en el país vecino. Sabes ya quien soy, jajaja. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te contesto a una, que menudo lío que me has "preparao". jajajajaja.
      Así que eras tú.... sospechaba yo de otro más grande pero bueno, me alegro de leerte por aquí. Lo de verema cada día me da más pereza. Está perdiendo mucho encanto. Pero por los amigos ahí seguiremos aunque sea de vez en cuando. Un abrazote

      Eliminar
    2. Pues vaya la que he liado, jajaja. El encanto de Verema lo dan los buenos escritos y los buenos intercambios, cuantos mas escritos de calidad hayan mas alto estará el listón, o sea que ya sabes no le hagas perder el encanto a Verema. Solo tienes que hacer un "copiar pegar" desde tu blog, a cada nueva visita. No me seas perezoso. Abrazotes

      Eliminar
  7. Ay, esa sonrisa, Sr. Gastiondo, esa sonrisa robada por algún infortunio!
    Jaja, buenísimo el título y el final (y, por supuesto, la entrada de Josean)
    Abrazotes

    ResponderEliminar
  8. El título siempre es lo más difícil. En esta ocasión me lo han puesto fácil y hubiese preferido que no hubiese sido así. En cuestión de títulos ambos conocemos al "rey".
    Josean es un muy buen referente en asuntos restaurantiles, sin duda. Un abrazo

    ResponderEliminar