26 de febrero de 2017

A VER SI VA A SER VERDAD QUE EL VINO SE HACE CON UVA.......

Hace ya algún tiempo que por estas aficiones mías de intentar comer bien y a su vez acompañarlo de buenos vinos, he conocido a gente que sabe de esto muchísimo más que yo. Tampoco os emocionéis demasiado, saber más que yo de vino es tan fácil…….. Pero realmente son unos tíos que se ponen a hablar y hay veces en las que no sé muy bien si lo hacen en mi mismo idioma.

Generalmente hacemos las catas en un bar-restaurante de mi pueblo pero en esta ocasión la hemos hecho en un txoko del que nuestro perfecto anfitrión de hoy es socio. Ha ejercido de cocinero y tengo que reconocer, lo podréis comprobar más tarde, que no lo hizo nada, pero que nada mal.

Soy amante de los vinos blancos y si ya tienen alguna que otra burbuja pues ni te cuento y cuando las catas son exclusivamente de tintos no suelo acudir. Pero en esta ocasión, el encargado de traer los vinos me dijo que si iba no me arrepentiría. Así ha sido.

Cuando leo catas de vino en las redes, cuando escucho a estos “frikis” hablar de sus sensaciones, escucho cientos de palabras. La lista sería interminable pero por ejemplo, y para no aburriros, podemos ver algunas de ellas:
“Café con leche, hierba fresca, manzana, pomelo, melocotón, cereza picota, resina, cacao negro, vainilla, piña, monte bajo, panadería, frutos secos, pera, bollería, plátano, carburo, canela, cuero, roble, pimiento rojo, castañas asadas, eucalipto, avellanas tostadas, membrillo, caoba, fresa, tabaco……..”

Vosotros habéis leído UVA???? A que no. Pues exactamente. Es curiosísimo pero es dificilísimo que alguien hable de ella cuando habla de un vino.

Pero hoy la cosa ha sido diferente. Curiosamente los vinos que ha traido Raúl me han recordado a eso mismo, a la fruta de la que nacen. Suelo ser parco en palabras en las catas y mira que generalmente no me callo ni debajo del agua. Pero hoy lo he dicho y Raúl, que sabe la repera de vinos me ha comentado que sí, que es la mejor definición para los vinos naturales que nos ha traído hoy. Huelen y saben a uva. Así que hoy me he reconciliado con ellos y como bien pongo en el título de este post, quizás sea cierto que se hacen realmente con dicha fruta.


No voy a decir nada más. Hasta aquí puedo leer. Algunos al ver la foto me entenderéis, otros, como me pasaría a mi, os quedaréis como antes. Pero si tenéis ocasión, probad a disfrutar de vinos distintos a lo comercialmente puro y duro, os llevaréis más de una sorpresa y degustaréis más de una maravilla.

En el asunto culinario, Bizen se ha enfrascado en su delantal y nos ha preparado un menú muy apetitoso y nos ha demostrado que merece la pena dejarse alimentar por él. Comenzamos con una buena ración de langostinos a la plancha. Poca pereza ha tenido y nos hemos puesto finos.

Una ensalada de bonito, además hecho en casa, pescado por el padre de nuestro cocinero. Buenos pimientos rojos lo acompañan.

Unas riquísimas croquetas. Aquí es donde más me ha sorprendido nuestro amigo. Se le da muy bien esto.

Cazuela de buen bacalao con una estupenda salsa. De nuevo me quito el sombrero antes nuestro “cocinillas”.


Pues eskerrik asko a nuestro anfitrión por esa estupenda cena y también a nuestro “proveedor” vinícola de hoy, Raúl, que me ha hecho la demostración de que, incluso a mi, pueden gustarme los tintos. Y gracias por las fotos que “he robado” de no sé bien dónde. Espero no haber incumplido alguna ley.

2 comentarios:

  1. Difícil no disfrutar con esa estupenda selección de vinos.

    Cuida a Raúl, amigos como esos merecen mucho la pena... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conseguir que yo disfrute con vinos tintos tiene mérito, mucho mérito. Tienen que cuidarme ellos a mi, que yo soy el "viejales". :-) Un abrazo

      Eliminar