18 de junio de 2017

ASADOR EGURRA (BILBAO): La cena de hoy va directa al cuaderno de bitácora.

Aunque no soy amigo de celebrar eso de cumplir un año más, tengo ya demasiados para que me entre la alegría, al final no queda otra. Curiosamente hay gente que se acuerda de uno, imagino que los habrá también que se acuerden mal pero esos no dan señales de vida.
Así que han sido un par de fines de semana un tanto intensos en el asunto gastronómico y tocaba hoy una cena especial. Me invita mi retoño, por eso que la cena va directa al cuaderno de bitácora. Está bien romper las costumbres.


Era un poco sorpresa, no sabía yo muy bien donde íbamos aunque su poca maldad, en eso no ha salido a su aita, le hace darme un par de pistas que me llevan a acertar la elección.
Hoy además ha negociado con el restaurante y el regalo que me hacen él y su chica es el vino que vamos a beber. Las burbujas se han quedado en agua de borrajas, por mi culpa. Soy un poco demasiado exigente para algunas cosas y los “pobres” han tenido que hacer una pequeña variación en su elección.

Han optado por un albariño un tanto especial. Un Pazo Señorans selección de añada 2008. Un vino muy alabado entre los entendidos. Uva albariño muy seleccionada en el propio viñedo. Crianza sobre sus lías en depósitos de acero inoxidable durante 30 meses y después un año más en botella. Poca fruta percibimos tanto en nariz como en boca. Una acidez más que reseñable, quizás diría que casi en demasía. Un vino con muchísimo cuerpo, se nota mucho la crianza. Desde luego que indiferente no te deja. Me ha gustado mucho aunque no me ha terminado de enamorar.

Nos ofrecen como aperitivo unas estupendas croquetas de jamón que con el hambre que hay y lo “velociraptores” que somos padre e hijo, hacen que nos alampemos la lengua. Dice Oihane que no sabemos comer. Algo de razón no le falta.


También nos sacan un aceite ahumado con un rico pan que nos hace untar a dos manos. Al degustarlo me viene directamente a la mente un sabor que conozco a las mil maravillas pero que, como me pasa con los vinos, no soy capaz de concretar. Para eso está mi nuera que inmediatamente me lo dice: a salmón ahumado, a eso te recuerda. Pues exacto.


A mi me apetecía comer un poquito de jamón que sé que Gonzalo lo tiene y rico. Con esa grasa que lo hace muchísimo más apetecible. Esto está para comer la pata entera sin levantarse de la mesa.


También compartimos una ensalada de ventresca. Acompañada de unas habitas, unas antxoas, huevo de codorniz……. Y un ali-oli de los de disfrutar. Muy fresca y consistente ensalada.


Aunque el txikito quería quitarnos la idea, a burros no nos gana y al final pedimos un foie. Acompañado de un par de mermeladas y de su mantequilla. Muy bien logrado, sin defectos. Reconozco que las mermeladas casan muy bien con este alimento pero a mi me gusta tanto que prefiero comerlo “a pelo”, en eso sí que se parece mi hijo a mi.



Y llegamos al plato principal, el cuarto de lechazo al horno. Aquí el horno es HORNO. De los de verdad. Siempre se notará alguna diferencia, se supone. Bien preparado, piel crujiente pero carne sabrosa, jugosa. Como no podía ser de otro modo, acompañado de su ensalada de lechuga y cebolla a aliñar al gusto. Aunque Oihane no es de demasiada vinagre, su aliño es de mi total gusto. A mi me gusta potente y sin pasarse, esta lo está. 


También nos deleitan con una ración de patatas fritas de las de casa. Están de muerte con lo que la que está “a dieta” no puede evitar la tentación y al final le pedimos a la mujer de Gonzalo que por favor nos las quite de la vista. Pocas han quedado. Me encantan.


No estamos con capacidad de postres y con un cafecito y una infusión nos damos más que por satisfechos. Pues estupenda cena que hoy tiene connotaciones “emotivas” que hacen disfrutarla aún más. Eskerrik asko pareja por el regalo. (Hoy la fotógrafa ha sido Oihane, eso de tener móviles de "ricos"....). El año que viene más. Jejeje.

El vino lo llevábamos “puesto” así que la cena han sido 102 euros que están bien pagados. Hoy “mejor que nunca” J


6 comentarios:

  1. ¡Muchas Felicidades! Por muchos años... cumplir años está muy bien, piensa que la alternativa es muy mala ;-)

    Estupenda manera de celebrarlo, todavía más con la compañía que te has procurado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que mejor hacerlos pero pesan mucho ya, José, pero que mucho.
      Son majos los "txabales" la verdad es que sí. :-) Gracias, un saludón.

      Eliminar
  2. Muchas felicidades, jovencito !!! ... aunque pesen no queda más remedio... te lo dice alguien con cierta experiencia en ese aspecto ������
    Todo tiene muy buena pinta, aunque no se si hubiese podido con el foie y mira que me gusta... Enhorabuena por esa buena celebración en buena compañía
    Un abrazo
    Joan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente que no queda otra pero te juro que pesan. Y lo que me queda para vivir con tú...... Pero bueno, seguiremos disfrutando por el camino. Yo el foie me lo como a mordiscos si hace falta, me encanta. Gracias Joan, un abrazote

      Eliminar
  3. Muchas gracias. Por tus comentarios esperamos veros pronto por aquí un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que me muevo mucho por ahí pero es uno de mis restaurantes de visita obligada así que mientras me sigáis dando bien de comer y beber no faltaré a la cita. Un abrazo

      Eliminar