18 de diciembre de 2015

ASADOR EGURRA (BILBAO): Y parece que fue ayer.

Que me estoy haciendo muy mayor lo sé hace ya tiempo pero hay días en los que te das cuenta que eres aún más mayor de lo que crees.
Hace ni más ni menos 25 años que nació y no precisamente en Belén, un niño muy guapo, conste que no es pasión, es que es la puñetera verdad.


Así que habrá que celebrarlo con buen comer y buen beber que es la mejor manera de celebrar cualquier acontecimiento. Zorionak “txikito”.
Nos acercamos al Asador Egurra con la intención de salir sin hambre. Hoy hemos venido a lo que se tercie. Como nos acompaña una “txikita” dejaremos que nos ponga al día de sus gustos para no pedir algo con lo que no vaya a disfrutar.
Como aperitivo nos obsequian con un vinito blanco y una ración de chorizo a la sidra.


Imprescindible y además del gusto de medio mundo. El otro medio no sabe lo que se pierde, pedimos una ración de jamón cortadito a cuchillo que ya sé que aquí siempre está rico, muy rico. Sorprendentemente mi hijo “casi” disfruta más con los “palitos” de pan que lo acompañan. Cosas de la vida. Curiosidades.



Hoy hemos disfrutado de uno de los mejores blancos del mundo. Tondonia Reserva 2000.  De color amarillo dorado, un vino que con 15 años es jovencísimo. Hace bien poco que ha salido al mercado. 

La madera está perfectamente integrada. Esto no es un vino que sepa a frutas. Vinazo donde los haya, serio.  Igual hay todavía quien diga que un blanco no puede con una carne….. pues va a ser que sí. De una relación calidad-precio impresionante. Algunos dicen que son vinos blancos tratados como tintos. Yo creo que son vinos blancos tratados como deberían tratarse. Excelente, de diez.



Nos decantamos ahora por una ensalada de bacalao que nos emplatan individualmente. Con buenas lascas, con presencia generosa del pescado. La lechuga está pero más como adorno que como alimento principal.  Lleva una salsa de pil-pil que le da un toque estupendo. Rica y fresca.


El plato principal hoy es una txuleta. Todos coincidimos en que la queremos al punto pero que sea a un punto más bien escaso. Así nos la sacan, con una pequeña parrilla y unas brasas que simplemente no la dejan enfriar. No son brasas que “queman” la carne. Mucho sabor y algún “pequeño” tropiezo pero de buena calidad.


Acompañada de unas estupendas patatas fritas de las de casa y unos ricos pimientos rojos asados. Alguna dice que le duele una muela pero ha dado buena cuenta de la carne sin quejarse ni un poquito.


Tenia antojo yo hoy desde que me he sentado y no puedo evitarlo. Así que pedimos una ración de kokotxas al pil-pil. Tienen una textura menos gelatinosa de la habitual. Así que mis compis de hoy las disfrutan más. Tenían “miedo”. La salsa está para untar pan sin conocimiento. Me dan ganas de comerla con cuchara pero creo que voy más que servido hoy.


Hambre precisamente no hay pero el dulce es un puro vicio. Así que la txikita y yo nos decantamos por la milhoja. Que reconozco está riquísima. Allí hemos tenido un pequeño debate al compararla con la más famosa de nuestro pueblo. Son dos cosas muy diferentes. No hay que pelearse. Nos ha gustado mucho que es lo que cuenta.


El del cumple se tira, como no, a por su chocolate. Un coulant de color negro, de ese chocolate que dan ganas de untar churros en él.


Hoy, como tengo “taxista”, me puedo permitir el lujo de beber un PX, jarabe de dioses al alcance de los humanos. Si no sois golosos no es vuestro vino.
Cafecito e infusión y damos por terminada la velada, tres horas de disfrute y tres horas de charla interesante. No estaría mal venir aquí dentro de 25 años a celebrar el “cumple de oro”. J Eso si, imagino que si todavía ando por aquí, ese dia tendré que comer sopa de ajo.
El total abonado hoy han sido 192 euros.  64 euros por persona. El vino no es precisamente de los más baratos y la txuleta se lleva gran parte de la cuenta. El precio de las carnes es algo que nunca terminaré de saber si es justo o no. Complicado asunto que soy incapaz de entender.

Su página web: www.asadoregurra.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario