12 de septiembre de 2013

EL NUEVO MOLINO: La guinda 2.

Este año no me hacían falta recomendaciones de ningún tipo para visitarlo. Estaba previsto hacerlo más tarde y en buena compañía pero circunstancias laborales han hecho que hayamos tenido que adelantar la visita y perdernos la estupenda presencia de unos buenos amigos.
Aunque lo solucionaremos en breve, no lo dudo.
A mi el entorno de este restaurante me encanta, exterior e interior, así que seguiré pensando que es mejorable, como todo pero impresionante.
Las dos más que profesionales y encantadoras chicas que nos atienden, nos reconocen enseguida, cosa que siempre se agradece y más cuando sólo nos hemos visto una vez y hace ya un año.
Nos ofrecen una copa de cava como invitación de la casa, además un Gramona, que a mi me gusta muchísimo.
Colocan en la mesa la degustación de aceites con una selección de panes muy ricos para comenzar la velada.


De vino, prácticamente repetimos el del año pasado,Alda Selección 2011 al parecer lo hacen ellos mismos para sus restaurantes y es un vino blanco pensado para eventos, para que incluso la abuela pueda echar unos tragos sin "morir" en el intento. Tiene 9 grados, una entrada facilona, un toque dulce y una nariz muy expresiva. Como diría alguno: "vino para chicas" a mi me gusta, qué narices.

Hoy, de nuevo he cometido el fallo de no pedir escrito el menú y con la charla no recuerdo algunos nombres y componentes de algunos platos con lo que volveré a ser "autodidacta" con lo que ello conlleva.
De aperitivos nos ofrecen una galleta muy rica y un pequeño botellín de zumo de zanahoria y algo más. Refrescante cien por cien, muy rico.
Gazpacho presentado en una coqueta sartén, acompañado de alguna verdura. No se como lo hacen pero está muy suave, con un sabor nada exagerado y aunque le añaden tomate, el color es muy pálido. Un plato ideal para comenzar un menú.



Tartar de bonito con sandía y mostaza en el punto exacto del tartar, pura "carne" sin "marear", la mostaza con un sabor muy intenso pero tremendamente comestible. Soy un enamorado de este pescado y más aún en sus preparaciones menos "pasadas". De nuevo un plato muy logrado.
Rabas de calamar y espuma de ali oli de tinta plato sabroso, con un crujiente maravilloso de las rabas que al mezclarlas con la tinta del calamar nos dan un conjunto de un poderío superior, de nuevo originalidad.


Arroz con almejas y manitas otro plato a destacar, el punto del arroz impecable, las almejas de un tamaño y un sabor de categoría y el toque de las manitas, no demasiado marcado. Buen producto y buena elaboración.
El pescado, sintiéndolo mucho, no recuerdo cual era, no era de los habituales, me recordaba un tanto a los salmonetes pero quizás me haya engañado el crujiente de la piel. Volvemos a un producto de alta calidad.
Alas de pollo de corral, salsa Thai y polvo de maiz no habia probado jamás yo las alas de pollo de esta guisa. Bonita presentación. La carne sabrosa donde las haya, sin hueso alguno, todo se come. Se nota que el pollo es de excelente calidad y tamaño. Buena idea para sacarle partido a una parte que muchos consideran "menor" que en este caso ha sido superior.
Flan con frutos rojos postre fresco que ayuda un tanto a limpiar la boca. No es que sea uno apasionado de este tipo de postres pero cumple su cometido a la perfección.


Esponjoso de caramelo, sorbete de mango y sopa de melocotón y anís la fruta muy fría y con un sabor muy intenso. Quizás haya echado yo hoy de menos algo más dulce. Aunque como el menú es contundente y más para una cena, se agradece algo no tan pesado.
Con los postres hemos vuelto a probar algo distinto Alda selección 2012 dulce al parecer de nuevo hablamos de un vino creado por y para ellos y que por fin han conseguido después de algunos años intentándolo. En nariz no me dice gran cosa pero en boca si que aparecen las notas frutales, nos dice la sumiller que pera de San Juan, yo a eso no llego pero está rico y además con ese toque "burbujeante" que tanto me ilusiona. Un vino agradable.
Un cortao muy bien preparado con unas galletas de remate, un cigarrito en la terraza exterior y de nuevo agradable despedida de las estupendas chicas que saben lo que se hacen.
Pues el año pasado fué nuestra despedida estrellada de Cantabria y este año de nuevo lo ha sido.
Ninguna duda al respecto, volveremos a colgar La Guinda 3, sin duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario